Chatsexi espania www hotcitydating com

“Con la crisis, muchas chicas han encontrado en la una manera de ganar dinero de forma relativamente cómoda”, explica en su dormitorio a las 11 de una mañana de mediados de febrero.Pero estas no son las mejores horas y hoy no hay mucho trasiego en el ordenador de Rena.Su ventana a ese mundo de extraños es una cuenta de Skype privada, desde donde controla con quién se relaciona y cuándo. Están completamente enganchados a alguien de quien no conocen nada.A través de las redes sociales, estas nuevas estrellas del porno realizan casi toda la promoción que necesitan.Lo malo es que nadie en su entorno sabe a qué se dedica. De hecho, su anterior pareja la dejó cuando revolviendo en su disco duro vio más de lo que debía.“Muchos creen que no trabajo, llevas una doble vida y eso agobia un poco. Su próximo novio, dice, tendrá que ser más abierto de mente.

“Voy a sufrir mucho por no verte tantos días”, le escribe al Whats App un cliente una semana que ella se va de viaje con sus padres.

A ella le gusta su trabajo, cuenta tomando un café.

No tiene inconveniente en considerarlo una versión de la prostitución y admite ciertas presiones en el sector cuando una de ellas decide cambiar de compañía.

Ella emite desde su habitación en el barrio madrileño de Villaverde, donde se mudó en septiembre pasado porque en su pueblo no tenía trabajo.

"Un amigo que sabía que me gusta el sexo sugirió que podía intentar dedicarme a esto, y fue buena idea", resume ella.